Worldwide shipping / Envío gratis a España desde 50€!

Diamante Parte II: Propiedades físicas y diamantes sintéticas

En este artículo profundizaremos en las propiedades del diamante, inclusiones típicas, tratamientos y piedras sintéticas, atributos, para finalmente discutir el valor de esta gema y observar el control del mercado. Si no has leído la primera parte, te recomiendo hacerlo antes de entrar en este punto, dado que comprenderás mejor muchos de los aspectos descritos a continuación (Diamante Parte I: Aspectos fundamentales).

¿Quieres conocer todo sobre esta gema? ¿Eres más de diamantes sintéticos o naturales? En los siguientes párrafos describiremos estos puntos y muchos más.

Plata Luz_Blog_UniversoLuz_Diamante_CVD_HPHT_Natural

En esta imagen se pueden apreciar dos diamantes sintéticos (creados por los procesos de CVD y HPHT, y uno natural, donde se aprecian los trígonos. 

PROPIEDADES FÍSICAS GENERALES

Dureza: El diamante es, hasta el momento, la sustancia más dura que se conoce. Es importante en este apartado no confundir dureza con tenacidad, si tienes cualquier duda consulta el artículo publicado hace unas semanas sobre esta temática (ver artículo aquí), donde se detallan ambos conceptos con ejemplos y fotografías. El diamante, como iba diciendo, tiene dureza 10 en la Escala de Mohs.

Exfoliación y fractura: Presenta cuatro planos de exfoliación según las caras del octaedro (perpendiculares a los ejes ternarios). Antiguamente, cuando se descubrió que el diamante podía romperse según que planos, se colocaba la piedra en bruto en un tornillo de banco o yunque, y con un machete y un martillo se golpeaban estos planos de exfoliación hasta conseguir dividir la piedra en dos. No fue hasta años después que se descubrió cómo tallar y facetar un diamante.

Peso específico: Una de las características más precisas para saber si es un diamante o no es el peso específico de la gema. En el caso del diamante es bastante elevado (3.52).

Punto de fusión: ¿Alguna vez te has preguntado qué pasaría si calentamos un diamante con un soplete? No es que lo hayamos probado, pero está demostrado que en circunstancias controladas y en presencia de oxígeno, el diamante se volatilizaría - Boom, desaparecido –. El diamante se funde a 3700º C, aunque a partir de los 800º C comienza a consumirse en la superficie en presencia de oxígeno.

Atacabilidad: En parte debido a su gran dureza, y a su composición cristalina, el diamante no es atacado por los ácidos y es insoluble en ellos.

Conductibilidad térmica: El diamante es conocido como un gran conductor térmico. Esta propiedad se suele utilizar para separarlo de otras gemas, mediante el uso de aparatos específicos. La conductividad térmica del diamante tipo I es de 1000 vatios/m/ºC (la del tipo II es superior); en cambio, en la gran mayoría de las imitaciones (sin contar la Moissanita) está comprendida entre 10 y 40 vatios/m/ºC.

Es muy frecuente el uso de estos aparatos cuando no se conoce nada más sobre esta gema. Sin embargo – y esto es muy importante – los conductímetros térmicos no son eficaces al 100%. Las condiciones de uso tienen que estar muy controladas y, además, no diferencian los diamantes de las Moissanitas (requiere de otro tipo de mediciones donde se tenga en cuenta también la conductibilidad eléctrica y otras propiedades como la reflectividad).

INCLUSIONES TÍPICAS

Se llaman inclusiones a las diversas heterogeneidades que se pueden presentar en las gemas. Por sus características, son uno de los elementos más importantes de diagnóstico para la diferenciación de gemas naturales o sintéticas, o para la identificación de algunos tratamientos. En el caso del diamante, debido a sus condiciones de cristalización (explicadas en la Parte I del Diamante) no pueden llevar inclusiones bifásicas o trifásicas*, sino solamente sólidas.

Los minerales más comunes son el olivino, en su variedad de forsterita y el granate tipo almandino, con poco cromo y ricos en calcio y hierro, de color rojo naranja. Otro tipo de inclusiones sólidas pueden ser el cromo enstatita, granate piropo, cromo-espinela, onfacita, etc.

Plata Luz_Blog_UniversoLuz_Diamante_inclusiones_2

También puede darse que un diamante albergue en su interior a otro diamante. Básicamente, esto sucede porque el proceso de formación de uno comenzó antes que el otro, quedándose sin materia prima y siendo absorbido por la formación de otro diamante posterior. A veces se pueden observar nubes de cristales submicroscópicos formando cruces, octaedros o círculos.

*Dentro de la clasificación de las inclusiones, atendiendo a su estado físico, podemos clasificarlas en sólidas, líquidas y gaseosas. La combinación de dos o más de estos estados forman las inclusiones bifásicas (por ejemplo, líquido-gas), o las trifásicas (sólido-líquido-gas).

Plata Luz_Blog_UniversoLuz_diamante-dentro-diamante
Un diamante que se mueve libremente dentro de otro diamante se halló en una mina rusa en Siberia, y se nombró “Matrioshka”. honor a las muñecas rusas.

TRATAMIENTOS

El diamante, a diferencia de otros minerales, aguanta muy bien las tensiones provocadas por las irradiaciones. Debido a esto es posible realizar ciertos tratamientos donde se irradian mediante partículas alfa, gamma o protones/deuterones. Los diamantes irradiados son sometidos posteriormente a un tratamiento térmico para estabilizar este tratamiento, haciendo posible el cambio de color en ciertas piedras o incluso mejorando las calidades en otras. No obstante, estos tratamientos actúan de forma diferente en cada gema, por lo que no se puede saber exactamente el resultado hasta que no se realiza.

Existen igualmente otros tratamientos o técnicas para mejorar el diamante, como puede ser la tinción, llamado tratamiento Yehuda, o los rellenos de fisuras.

Plata Luz_Blog_UniversoLuz_Diamante_tratamiento_yehuda

Entonces, ¿cómo se yo que mi diamante ha sido tratado o no? Bueno, aquí es donde se desvela el misterio. Al igual que la 3era ley de Newton: conocida como ley de acción-reacción, establece que para toda acción existe una reacción opuesta de igual magnitud. Al tratar los diamantes podríamos decir que ocurre algo parecido. Estos tratamientos dejan un pequeño rastro que se puede seguir (ahora sí, requiere de mucha práctica, maquinaria adecuada y conocimientos en gemología avanzada).

Tratamientos por rayos láser para eliminar pequeñas inclusiones y mejorar la calidad del diamante. Se utiliza un láser específico de Neodimio-YAG que con un microscopio se dirige hacia la inclusión. A su paso, se produce un pequeño canal que posteriormente se rellena para eliminarlo.

Tratamiento por alta presión y temperatura (HPHT). Se utiliza para mejorar el color de ciertos diamantes, sobre todo los más puros a nivel químico y estructural (IIa), dado que no llevan ningún elemento como impureza. Este tratamiento fue desarrollado por General Electric Company (GE).

DIAMANTES SINTÉTICOS

Debido al gran valor que ha alcanzado el diamante, además de su difícil acceso y distribución (como vimos en la Parte I: Aspectos Fundamentales), no es sorprendente que algunas empresas y laboratorios busquen formas de reproducir estas gemas. Durante las últimas décadas, la evolución del diamante sintético o de laboratorio ha llegado a igualar las características de los naturales, siendo cada vez más complejo diferenciar entre unos y otros. Los diamantes sintéticos tienen prácticamente la misma composición química, estructura cristalina, propiedades ópticas y físicas de los diamantes que se encuentran en la naturaleza.

Plata Luz_Blog_UniversoLuz_Diamante_falso
En la imagen podemos apreciar un diamante sintético en bruto. 
Existen dos grandes formas de sintetizar los diamantes. La gran mayoría de los diamantes sintéticos se clasifican como diamantes de alta presión, alta temperatura (HPHT), utilizando la misma maquinaria que mencionábamos en el apartado anterior. También se obtienen por un método llamado deposición química de vapor (CVD). Como son tan parecidos los creados en laboratorio y los naturales, es necesario analizar la gema en un laboratorio gemológico para saber distinguirlo.

VENTA DE DIAMANTES ECOLÓGICOS

Durante los últimos años se ha desarrollado un marketing muy fuerte asociando las palabras “ecológico” o “sostenible” con los diamantes realizados en el laboratorio. ¿De verdad se trata de diamantes ecológicos? Aunque he intentado informarme más sobre este asunto, son pocos los distribuidores de diamantes sintéticos que explican los costes de crear un diamante: cantidad de CO2, energía empleada, o incluso las condiciones de trabajo. Pero, ¿por qué es el precio tan elevado si el coste de producción no lo es?

Sin duda alguna, los diamantes sintéticos son una alternativa que puede evitar los conflictos provocados por el gran valor de estas gemas, llegando a evitar la explotación o deterioro de las zonas diamantíferas.

CREACIÓN DE UN DIAMANTES A PARTIR DE CENIZAS DE UN FAMILIAR

Bueno, esto es algo que me han preguntado mucho durante los últimos años. Como una variación peculiar del método HPHT, algunas empresas ofrecen la síntesis del diamante a partir del carbono procedente, según ellos, de las cenizas de cremación de personas o de mascotas, de cabello humano, etc. Para conseguir crear un diamante hace falta una gran cantidad de carbono, además de unas condiciones excepcionales. Hoy en día no existen los métodos científicos adecuados para asegurar la procedencia del carbono utilizado para obtener estas gemas. Dicho de otro modo, el sobreprecio que tienen estos diamantes sintéticos no está justificado.

TALLA DEL DIAMANTE

¿Qué es la talla del diamante? La más importante de las 4 cualidades, la talla, hace referencia a la manera en la que las facetas de un diamante interactúan con la luz. Está determinada por la simetría, la proporción y el pulido. La talla determina la belleza de una gema en mayor medida que ningún otro factor. Todos los diamantes de Tiffany, desde el más grande al más pequeño, se tallan siguiendo unos estrictos estándares.

¿Qué puede afectar a la calidad de la talla del diamante? La talla es la única de las 4 cualidades que se ve afectada por la mano del ser humano. Dos diamantes pueden tener la misma claridad, el mismo color y el mismo peso en quilates, pero la talla es lo que determina si uno es mejor que el otro. Básicamente, la talla es la responsable de la calidad y el nivel de brillo de un diamante. Hay tres factores que determinan la talla de un diamante:

  • Precisión de la talla. Cómo se relacionan los ángulos y el tamaño con las diferentes partes de la gema.
  • Simetría. Con cuánta precisión se alinean y se cruzan las diversas facetas de un diamante.
  • Pulido. Los detalles y la posición de las formas de las facetas, así como el acabado exterior del diamante.

La calificación más alta del sector, la excelencia triple, se otorga a los diamantes que tienen una puntuación de “excelente” en la talla, la simetría y el pulido.

GRÁFICO DE TALLA DEL DIAMANTE

En ocasiones, los diamantes se tallan de manera demasiado profunda o muy poco profunda, lo que hace que la luz se escape por los laterales y la base. También pueden tener facetas mal alineadas, lo cual interrumpe el movimiento de la luz. Esto suele suceder porque la persona que lapida tiene que mantener un balance entre el peso y la calidad del tallado; si por tallar perfectamente una gema le va a quitar la mitad del peso, quizás prefiere desviarse de las medidas estándar.

Talla brillante. La talla brillante es la distribución de facetas más famosa. Está compuesta por facetas triangulares y en forma de rombo, todas ellas dispuestas con el fin de optimizar el brillo o el retorno de la luz. La talla de diamante más brillante de todas es la de los diamantes redondos brillantes, formados por 57 o 58 facetas (dependiendo si presenta culet o no). Los diamantes en talla cojín, ovalada, marquesa, con forma de pera y de corazón también se tallan usando el estilo brillante de facetado y poseen un nivel de brillo similar al de los redondos brillantes.

Plata Luz_Blog_UniversoLuz_Diamante_Corte-diamante

No obstante, existen tallas diferentes también muy bonitas. Son menos conocidas porque la industria no ha potenciado tanto su distribución y venta (básicamente, son menos rentables económicamente hablando). En estos casos encontramos gemas con talla rosa, con inclusiones de grafito o diamante, donde se aprecian nebulosas preciosas en su interior.

VALOR DEL DIAMANTE

Después de todo lo que hemos mencionado hasta ahora, ¿Qué opinas sobre el precio de esta gema? Quitando los grandes ejemplares de más de 5ct., o los colores fantasía naturales (sin tratar), son pocas las gemas que mantengan su elevado valor con el paso del tiempo. Esto es simplemente debido a que la oferta y la demanda sigue en auge.

ATRIBUTOS

El diamante es un símbolo de pureza. Su luz blanca puede ayudarte a llevar tu vida a una totalidad coherente. Establece vínculos, aportando amor y claridad a una relación. 

El diamante es un amplificador de la energía. Es una de las podas piedras que nunca necesita recargarse. Incrementa la energía de cualquier cosa con la que entra en contacto y es muy eficaz cuando se usa para curar en combinación con otros cristales, pues potencia su poder. No obstante, puede incrementar la energía negativa tanto como la positiva. Mentalmente, el diamante establece un vínculo entre el intelecto y la mente superior, aportando claridad mental y favoreciendo la iluminación.

Espero que os haya gustado este espacio dedicado al diamante, y que os haya sido útil si ya tenéis alguna joya con esta preciosa piedra, o estáis pensando en adquirirla. 

 ¡𝓐𝓭é𝓷𝓽𝓻𝓪𝓽𝓮 𝓮𝓷 𝓷𝓾𝓮𝓼𝓽𝓻𝓸 𝓾𝓷𝓲𝓿𝓮𝓻𝓼𝓸! Además, no dejes de visitar nuestra web para estar al tanto de los nuevos productos y artículos de Blog que sacamos semanalmente y no olvides de comentarnos lo que opinas.

Dejar un comentario