Worldwide shipping / Envío gratis a España desde 50€!

Diamante Parte I: Aspectos fundamentales

En la entrada de hoy vamos a hablar sobre la gema reina: el diamante. Sin duda alguna, se trata de la gema más codiciada y valorada en los últimos siglos, llegando a pagarse verdaderas fortunas por una de estas piedras. En este artículo destriparemos los secretos del diamante, los orígenes e historia, además de analizar por qué ha adquirido tal valor.

Tanto si estás pensando en comprar un diamante y no sabes por dónde empezar, cómo si quieres profundizar en los conocimientos que tienes sobre esta piedra, en este artículo encontrarás toda la información necesaria. ¿Te lo vas a perder?

Plata Luz pendientes plata zafiros diamantes

HISTORIA

El diamante es la gema más conocida e importante. Mueve más o menos el 80% del valor de la joyería mundial – más adelante profundizaremos en el valor del diamante y su por qué –. Aunque era apreciada en la antigüedad, sobre todo por su increíble dureza y las especiales virtudes que se le atribuían, el diamante no empezó a ser popular hasta hace relativamente poco tiempo.

Los griegos se referían al diamante con el nombre de «adamas», que quiere decir indomable, invencible, siendo esta palabra el origen de su actual denominación.

A diferencia de otras gemas, debido a su espectacular dureza, el ser humano no fue capaz de tallar esta piedra hasta mediados del siglo XIV. Antes de este periodo, el diamante se usaba en bruto. Una vez pudieron tallarlo, se puso de manifiesto las propiedades características de esta gema, convirtiéndose en una de las gemas más deseadas. Pero, ¿eso es todo? ¿Cómo pasa una gema de ser una pieza de colección y utensilio en joyería a ser una forma de inversión? Quizás muchos de vosotras/os os hacéis estas mismas preguntas. Pues bien, nosotros también. Ni siquiera en los cursos y especialidades de gemología se incide en estos puntos donde los aspectos económicos han sido manipulados por grandes multinacionales.

PRIMEROS YACIMIENTOS EN SUD-ÁFRICA

A finales de 1850 se empezaron a descubrir los primeros diamantes en África del Sur en la confluencia de los ríos Vaal y Orange, en la Colonia de El Cabo. Antes de este acontecimiento, sólo se tenía constancia de diamantes en la India o Brasil, en Minas Gerais. La Colonia del Cabo estaba formada alrededor del Cabo de Buena Esperanza por varios asentamientos holandeses, de los “Boers” (proveniente de granjero, en holandés) que habían arrebatado la zona en 1652 a los portugueses, primeros europeos en llegar a África del Sur, y que poco después paso a ser parte de la colonia británica, los cuales se apoderaron de la zona. Hasta esa fecha, la Colonia del Cabo era más una zona de paso para la emigración europea que se dirigía a buscar fortuna en el sur-este asiático y Oceanía.

Plata Luz_Blog_UniversoLuz_Diamante_mina_kimberley

Mina de diamante Kimberley en África del Sur

DIAMANTES EN BRUTO

¿Te has imaginado alguna vez darle una patada a una piedra brillante en el campo y que se trate de un diamante en bruto? Bueno, en mi caso os aseguro que sí me lo he imaginado un par de veces. Esto fue lo que le pasó al hijo de un granjero en 1865, quien encontró un diamante de 21,25 quilates y marcó el inicio de la búsqueda masiva de yacimientos diamantíferos en África.

Dicho ejemplar, en un principio confundido con un topacio incoloro – ya veremos después que es frecuente esta confusión en ejemplares naturales –, fue enviado por barco a Inglaterra. Tras cinco semanas de viaje, llegó a las manos de los joyeros reales “Garrard & Co”, quienes lo examinaron a conciencia y certificaron la autenticidad del diamante. Fue bautizado con el nombre de “Eureka” y exhibido en la Exposición de París de 1867, causando una enorme repercusión y actuando como llamada a buscadores de diamantes.

Cien años después y tras pasar por varios propietarios, el diamante “Eureka” regresaría a África, donado por la compañía De Beers, al pueblo de África del Sur, donde se exhibe en la actualidad en el Museo de la Mina de Kimberley. Al “Eureka” se le conoce como el primer diamante africano, y no sólo marca el inicio de una nueva era para África del Sur, sino también el primer paso para la transformación del continente africano y una nueva dimensión para el comercio mundial.

Plata Luz_Blog_UniversoLuz_Diamante_Fundadores-de-Beers-Mining-Company

Al igual que en 1849 se había producido la “fiebre del Oro” en California, empieza la “fiebre del Diamante” en África. En un primer momento, los buscadores de diamantes provenían principalmente de Europa y se concentraban en las excavaciones hechas en la cuenca de los ríos de la zona pero los diamantes encontrados eran siempre de escaso tamaño. Desde 1865 a 1900 la población residente en la Colonia del Cabo se duplicó hasta alcanzar casi los 400.000 europeos que habían emigrado en busca de la preciada gema.

En la década de 1870 la fiebre del diamante invade toda África del Sur con los conflictos que ello conllevaría con el paso de los años. En un principio un promedio de 50.000 hombres africanos emigraba cada año para trabajar en las minas durante un par de meses, regresando a sus tierras con el dinero para comprar ganado o invertir en sus propias cosechas. Otros veían más oportunidades de vida en la mina y terminaban quedándose en la ciudad de Kimberley.

Pero, ¿Qué hizo que el diamante fuera el símbolo que es hoy en día?

“Un diamante es para siempre” (A diamond is forever) fue el eslogan acuñado por la firma de publicidad NW Ayer en 1948 por encargo de la compañía de extracción de diamantes De Beers para incitar a regalar estas joyas como símbolo de compromiso matrimonial. Con sus más de 80 años de vida a cuestas, la frase suena obsoleta hoy en día, pero sigue siendo, por derecho propio, el eslogan más certero y exitoso de la historia de la publicidad.

El lema “un diamante es para siempre” inculcó un hábito social inexistente y, como consecuencia, logró que esas piedras de carbono puro escaparan de la volatilidad de otras materias primas, como el oro o la plata, desafiando las convenciones de la ley de oferta y demanda, hasta convertirse en lo que es hoy en día.

 

Regalar un diamante o cómo revolucionar una vida sexual en desuso. De Beers consiguió gracias a la campaña de marketing de NW Ayer, convencer primero a los estadounidenses, más tarde a los europeos y finalmente al resto del mundo (pudiente) que regalar una sortija con un brillante (o, mejor aún, una pulsera de diamantes de tamaño XXL) era la mejor manera de mostrar a tu pareja y al mundo tu compromiso eterno. ¿Por qué? Porque un diamante es para siempre. Tres años después del lanzamiento del eslogan, el 80% de los compromisos matrimoniales en EEUU se sellaban con un anillo de diamantes.

Pero, muchos de vosotros me diréis, y con razón, que todo esto ya lo sabíais. Entonces, ¿Cuál fue el verdadero logro de De Beers y el resto de multinacionales diamantíferas? La compañía De Beers ha controlado los mercados por un consorcio internacional, la De Beers Consolidated Co., por medio de la De Beers Central Selling Organization (CSO), entidad que ha establecido un rígido y eficaz sistema de comercialización para un 80% de los diamantes de calidad gema del mundo, actuando en régimen de cuasi monopolio - y digo casi porque existen pocas compañías a nivel internacional: la rusa, Alrosa; la autraliana Rio Tinto Diamonts; y la Debswana Diamond Company Ltd. en Botswana, quienes se reparten el pastel - (fuente: Bain & Company 2018).

COMPOSICIÓN Y ESTRUCTURA DEL DIAMANTE

El diamante es carbono puro (C), al igual que el grafito. En calidad de gema sólo presenta pequeña cantidad de otros elementos – cuando digo pequeña cantidad es realmente pequeña –, principalmente nitrógeno y boro. La cantidad y disposición en la estructura atómica influyen en el color y en ciertas propiedades de la gema (espectro, fluorescencia, transparencia a la luz ultravioleta o conductividad eléctrica, entre otras).

Debido a su composición química, los átomos de carbono están fuertemente unidos por enlaces covalentes homopolares, muy muy fuertes, que proporcionan al diamante las propiedades físicas y ópticas tan especiales que conocemos - aquí nos referimos a su dureza y dispersión de la luz. Básicamente, si habláramos de superhéroes sería como unir a Superman con Tormenta, de la saga Marvel.

Plata-Luz_Blog_UniversoLuz_Diamante_superman-tormenta

 

El diamante cristaliza en el sistema cúbico (al igual que el granate, la fluorita o la pirita, entre otros), lo que significa que son isomorfos ante la luz (transmiten la luz de igual forma en todas las posiciones). Los cristales se presentan normalmente en forma de octaedros, habitualmente con aristas curvadas o redondeadas. No obstante, es frecuente también encontrar cristales maclados, mezclando formas simples y cristales irregulares.

plataluz-blog-universoluz-diamante-cristalización

El diamante es la única gema compuesta por un solo elemento. En su esencia, el diamante es carbono puro, aunque gracias a la tecnología de hoy en día se sabe que también está compuesto por otros elementos químicos, siempre en muy pequeñas cantidades.

Los elementos más comunes que suelen darse en el diamante y presentan las principales impurezas son el nitrógeno y el boro. Estos elementos ocasionaran, como veremos a continuación, los cambios de color o llegando incluso a ser conductores eléctricos.

Plata Luz_Blog_UniversoLuz_Diamante_bruto

Teniendo en cuenta estos aspectos, los diamantes se pueden clasificar en un principio según las proporciones de estos elementos, tal y como vemos a continuación:

  • Diamantes de Tipo I: Son los diamantes que presentan nitrógeno. A su vez se subdividen en dos tipos:
    • Ia: Con más de 1000 ppm (partículas por millón) de nitrógeno.
    • Ib: Con menos de 1000 ppm.
  • Diamantes Tipo II: Son los diamantes que no presentan nitrógeno (se considera que tienen entre 0 y 10 ppm de este elemento). A su vez, también se subdividen en dos grupos:
    • IIa: Son los diamantes más puros a nivel químico y estructural. Prácticamente no contienen ningún elemento como impureza y son muy raros en la naturaleza.
    • IIb: Contienen Boro, que sustituye a ciertos átomos de Carbono. Esto hace que sean conductores eléctricos y, normalmente, son de color azul con tonos grisáceos o metálicos (aunque  no tienen por qué presentar estos tonos).

CAUSAS DEL COLOR

El diamante puede presentarse en una amplia gama de colores. No obstante, los más conocidos y los más usados en joyería pertenecen a la serie incolora – aquí me pregunto si tendrá algo que ver con las campañas publicitarias –. Los diamantes con un valor más cotizado son los que no presentan ningún tipo de tonalidad, mientras que los que tienen coloraciones amarillentas, más o menos apreciables, están en los tonos más bajos.

Esto no hay que mezclarlo con los llamados colores fantasía (amarillo intenso, pardo rojizo, verdoso, rosa, violeta y azul) que una vez tallados alcanzan cotizaciones muy elevadas debido a la escasez de este tipo de gemas. Hay que tener mucho cuidado porque pueden confundirse con facilidad con diamantes sintéticos o tratados con irradiación (tratamiento que afecta al color del diamante). Incluso para expertos en la materia, hace falta realizar diversas pruebas gemológicas para saber si se trata de un diamante natural tratado o no.

Plata Luz_Blog_UniversoLuz_Diamante_tabla-color-diamante
Tabla diamante serie incolora.

ORIGEN GEMOLÓGICO Y YACIMIENTOS DEL DIAMANTE

Imaginemos todo el proceso de formación en nuestra mente por un momento. Tenemos que profundizar unos 150 - 200 kilómetros en el manto superior de la Tierra, donde se encuentra el magma. Esta sustancia está a más de 2000º C, y a una presión muy elevada. Cuando comienza a enfriarse (a una temperatura de 1100º C a 1600º C) los diamantes comienzan a cristalizar (se van uniendo las partículas de Carbono mediante los enlaces covalentes) dentro de las rocas ígneas peridotitas o de las metamórficas eclogitas (conocidas como las rocas de origen del diamante).

Plata Luz_Blog_UniversoLuz_Diamante_origen

Las presiones y corrientes del magma hacen que se desplacen estos cristales de diamante hacia la superficie, en una especie de chimeneas volcánicas (conocidas como Chimeneas diamantíferas), donde se mezclan estos diamantes con otro tipo de rocas acompañantes (en concreto, la kimberlita o la lamproita). Una vez que llegan a la superficie, la salida del magma se llama emplazamiento, originando, al solidificar mediante el enfriamiento, las chimeneas (pipes en inglés) volcánicas en forma de zanahoria o copa de champagne, dependiendo del tipo de roca acompañante.

Plata Luz_Blog_UniversoLuz_Diamante_bruto_kimberlita

Estos emplazamientos entran dentro de los yacimientos primarios, pero existe la posibilidad que aparezcan cerca de acuíferos o corrientes sumergidas, desplazando mediante gran presión estos materiales y depositándolos en ríos, lagos o incluso en mares. Son muy conocidos los yacimientos secundarios de Namibia, Brasil, Sierra Leona o India, entre otros.

A continuación, os describiremos los principales yacimientos (por orden cronológico):

India: Hasta el siglo XVIII se pensaba que era el único país productor de diamantes. En la actualidad sus yacimientos están prácticamente agotados.

Brasil: Aunque en su mayoría se trata de diamantes de calidad industrial (bort o carbonado), son muy conocidos los yacimientos de los estados de Minas Gerais, al sur del país.

Sudáfrica: Quizás esta historia está descrita al comienzo de este blog. Los yacimientos, tanto primarios como secundarios, fueron descubiertos a finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

Congo: Al igual que sucede en Brasil, la gran mayoría de los diamantes encontrados son de calidad industrial.

Namibia: Al norte de la desembocadura del rio Orange están localizados los yacimientos secundarios más grandes del mundo.

Angola: Los primeros trabajos de explotación se hicieron a principios del siglo pasado. Debido a la inestabilidad del país y la guerra civil (1975 – 2002), ha sido una producción muy irregular. Actualmente Angola es uno de los países más corruptos del continente africano, donde el presidente controla la producción de petróleo y diamantes del país.

Rusia: En 1954 se descubrieron importantes yacimientos primarios en la zona siberiana de Yakutia. En pocos años se localizaron varias decenas de chimeneas diamantíferas y algunas de ellas se pusieron en explotación.

Botswana: Con diferencia, es el país productor principal de diamantes calidad gema a nivel mundial. Fueron descubiertos en la década de los 70.

Australia: Los yacimientos datan de finales de los años 70, principios de los 80s. Se trata de yacimientos donde la roca acompañante en lugar de ser kimberlita es lamproíta. Su producción es muy importante en volumen, dado que generan más o menos 1/3 de la producción mundial.

Canadá: La mina de Ekati está situada en la tundra, en los territorios del Noroeste, a unos 200 km del Circulo Polar Ártico, en una región con numerosos lagos. Canadá aumenta continuamente su producción de diamantes, convirtiéndose en un productor cada vez más importante.

Plata Luz_Blog_UniversoLuz_Diamante_origen-yacimientos

Bueno, hasta aquí el artículo de hoy. El próximo viernes continuaremos con la Parte II sobre el diamante, donde entraremos en profundidad en las calidades, inclusiones e imitaciones. Esperamos que os haya gustado. Si tenéis cualquier duda o comentario podéis escribirlo justo debajo.

2 comentarios

  • Buenas tardes Juan, gracias por tu mensaje. Claro que podemos ayudarte, puedes escribirnos a info@plataluz.com o bien llamarnos al teléfono 644182621, donde con gusto atenderemos tus inquietudes. Saludos y gracias por el comentario

    PLATA LUZ
  • Buenas, he leído varios de los blogs que tenéis publicados y son muy interesantes. Estoy pensando en regalarle a mi pareja un diamante pero no termino de saber bien que tipo. ¿podríais aconsejarme? Gracias de antemano

    Juan Martinez

Dejar un comentario