Worldwide shipping / Envío gratis a España desde 50€!

La belleza del Ópalo

Si juntamos en un cuenco el arte de un pintor y la inspiración de un poeta podríamos empezar a describir la belleza de esta gema, su rica variedad de matices, luces y colores. Los beduinos consideraban que en el ópalo habitaba un relámpago, fue la gema de los hechiceros y los chamanes. Y es que hay algo mágico en el extraordinario juego cromático de los ópalos, un brillo que encandila, enamora e invita a correr a la imaginación.

En este artículo del «Universo Luz» os contaremos todo sobre esta gema: sus diversas variedades, cómo conocer las calidades y aprender de sus colores, además de distinguir los ópalos naturales de los sintéticos ¿Te apetece saber más sobre esta gema? ¡Describe más a continuación!

opalo-plataluz-blog universo luz-1

¿QUÉ ES EL ÓPALO?

El ópalo es, en su formación, una especie de gelatina que a medida que se endurece cierra grietas y fisuras, dejando en su interior cierta cantidad de aire y agua. Lógicamente, cuando la luz entra en este perfecto desorden, se descompone provocando el mismo efecto que podemos ver en el aceite cuando lo ponemos en agua, o en las pompas de jabón.

opalo-plataluz-blog universo luz

 

El ópalo es un mineraloide del grupo de los silicatos (tectosilicatos). Aunque presenta una composición parecida al cuarzo, se diferencia porque tiene moléculas de agua en su interior (característica muy importante de esta gema).  Su fórmula química es SiO2nH2O. Normalmente se puede encontrar rellenando las cavidades formadas por riolitas o diversas rocas sedimentarias.

HISTORIA

Como otras muchas gemas, el ópalo fue conocido y estimado desde las antiguas civilizaciones. Es curioso el hecho de que durante muchos años fue deseada entre los habitantes de los pueblos orientales, dado que la consideraban como una piedra portadora de la felicidad. Sin embargo, en occidente fue, durante muchos siglos, una gema sin la aceptación que merecía, pues se entendía que aquel que la poseyera sería víctima de las mayores desgracias e infortunios – afortunadamente, en la actualidad esto ha cambiado –.

Los ópalos de México fueron utilizados por el pueblo azteca para la elaboración de artículos ornamentales y ceremoniales entre los años 1200 y 1519. Al ópalo se le conocía con el nombre «vitzitziltecpal» o «piedra colibrí», en alusión al parecido de la iridiscencia de la gema con la del plumaje del ave.

opalo-plataluz-blog universo luz-modelo-2

YACIMIENTOS

¿Sabías que en España podemos encontrar algunos ópalos? Llevamos toda la vida dando paseos por el monte sin pararnos a pensar que lo que tenemos debajo son gemas preciosas. Aunque en pequeñas proporciones, destaca el ópalo noble del cabo de Gata en Almería, de tonos amarillos y anaranjados, también se han encontrado en tonos verdes y azulados.

También hay ópalo común en Vallecas (Madrid), muy fluorescente, y en Caldas de Malavella (Gerona), donde se da en concreciones redondeadas llamadas ninots (muñecos). También se han encontrado diferentes colores y formaciones de ópalo en Lorca, Mazarrón y La Unión (Murcia). También ópalos menilitos en Albacete y Baza (Granada).

 

En el resto del mundo, se han descubierto en las últimas décadas muchos yacimientos de ópalo. Los de Dubnik, en Eslovaquia, son quizá los más antiguos y conocidos de Europa; de ellos procedía, hasta finales del siglo XIX, la gran mayoría de los ópalos nobles difundidos en el Continente. Otros yacimientos europeos interesantes son los de Transilvania (Rumanía) y Hungría, así como las rocas magmáticas de Islandia y los xilópalos de Cerdeña (Italia).

Un país en el que abundan los ópalos es México, donde se extrae esta piedra en las inmediaciones de Zimpán, Jalisco, Hidalgo y Querétaro. Son característicos los ópalos fuego de color rojizo y con tonalidades muy intensas.

Otros yacimientos de interés se encuentran en Guatemala, Honduras y algunas localidades de Nevada, Idaho y Oregón (Estados Unidos). Se extraen también ópalos en las minas de los estados de Bahía y Piaui (Brasil), y en menor medida, en Indonesia.

No obstante, los yacimientos más importantes actualmente son los de Australia. De hecho, los mejores ópalos proceden de Nueva Gales del Sur, Queensland y Australia Meridional, en particular de las localidades de Lighning Ridge, White Cliffs, Yowah y Tintebar.

opalo-plataluz-blog universo luz-modelo-sidney

VARIEDADES

El ópalo presenta abundantes variedades, aunque no todas suelen emplearse en joyería. El ópalo noble, el blanco, el lácteo o el grisáceo, con infinidad de irisaciones y reflejos nacarados en toda su multiplicidad.

  • Ópalo fuego: con brillos y tonos anaranjados. Es una de las variedades más conocidas en el mundo, se destacan por sus intensos reflejos iridiscentes y por poseer una tonalidad naranja rojiza producto del hierro en su composición química. Se las puede encontrar sobre la roca de riolita, que trabajadas sobre esta misma se las denomina como ópalo cantera.
opalo-plataluz-blog universo luz-opalo fuego

  • Ópalo leñoso: Esta curiosa variedad es conocida por estar presente en ejemplares de madera fosilizada, con la diferencia de que el ópalo tiene reflejos iridiscentes multicolores.
opalo-plataluz-blog universo luz-opalo leñoso

  • Ópalo común: amarillo, pardo-amarillo, marrón y negro. Brillo céreo. Son muy conocidas las muestras provenientes de esta localidad australiana, por que poseen un alto grado de colores iridiscentes. Se caracterizan también por estar presente en animales fosilizados.
opalo-plataluz-blog universo luz-blanco

  • Prasópalo: de color verde, debido a pequeñas cantidades de Ni.
ic: opalo-plataluz-blog universo luz-verde

  • Ópalo Hialita: transparente y brillo vítreo. A pesar de que esta variedad de ópalo no es iridiscente, posee otras características interesantes, su cristalización es botroidal y con aspecto incoloro a verde amarillento muy claro. Reacciona a la luz ultravioleta con un fuerte color verde intenso, similar al de algunos minerales radiactivos como la autunita, y también por su parecido a la kriptonita.
plata-luz-opalo-hialita-tipos de-opalo-blog-universo-luz

  • Ópalo boulder: Esta increíble variedad de ópalo se caracteriza por estar presente en forma de venas iridiscentes multicolores en la roca sedimentaria de hierro bandeado, donde el ópalo se depositó cubriendo las fracturas de estas rocas. 
opalo-plataluz-blog universo luz-boulder

  • Ópalo menilito: De color blanco por estar recubierto por una capa de diatomita.
  • Generosita: De aspecto similar al ópalo de fuego, pero en este caso de color azul por cobre. Es traslúcido y con opalescencia.
  • Ópalo negro de Honduras: Provienen de los yacimientos más antiguos del mundo, esta variedad conocida también como ópalo de matriz, por que se encuentra incluida sobre la roca volcánica de basalto. Debido al color oscuro de la roca este ópalo desprende un efecto multicolor intensos similar a la purpurina. Puede ser fácilmente imitado.

ÓPALOS FAMOSOS

Son numerosos los ópalos famosos, pero en esta ocasión destacaremos los que más nos han llamado la atención debido a su extraña historia, su belleza o su valor:

  • El Royal Opal: Precioso ejemplar de 306 quilates, ópalo negro de calidad gema es casi el doble de tamaño de la Aurora Australis. Fue encontrado en 1938 y tiene un valor estimado de unos 3 millones de dólares.
plata luz The-Royal-Opal

  • Aurora Australis: Sin lugar a dudas se trata de uno de los ejemplares más llamativos que existen. Debido a sus tonalidades verdosas, amarillas y anaranjadas-rojizas hace de esta gema una obra de arte.
plata luz aurora australis

  • Incendio de Troya: En el siglo XVIII, en las ruinas de Alejandría, se encontró bellísimo ópalo, al parecer del mismo tamaño y características, que fue ofrecido pidiendo una cifra fabulosa. Este ópalo perteneció a la emperatriz Josefina, esposa de Napoleón. De color rojo fuego, esta piedra desapareció en extrañas circunstancias.

 

ATRIBUTOS Y CUALIDADES

El ópalo es una piedra delicada con una vibración refinada. Potencia la conciencia cósmica e induce visiones psíquicas y místicas. Estimula la originalidad y la creatividad dinámica, ayudando a acceder y a expresar el verdadero yo. El ópalo es absorbente y reflejante. Toma los pensamientos y sentimientos, los amplifica y los devuelve a su fuente. Es una piedra kármica que te enseña que lo que emites te viene de vuelta.

También se trata de una piedra protectora y, cuando está debidamente programada, permite que pases inadvertido o te hace invisible. Puede usarse cuando uno se aventura en lugares peligrosos y para trabajos chamánicos en los que se requiere clandestinidad.

opalo-plataluz-blog universo luz-modelo-1

 

Psicológicamente, el ópalo amplifica los rasgos y saca las características a la superficie para su transformación. Potencia la autoestima y ayuda a entender el propio potencial individual. Mentalmente también hace su trabajo, pues aporta ligereza y espontaneidad. También se la considera protectora contra los ladrones, símbolo de astucia, dadora de abnegación y esperanza en el porvenir.

FALSIFICACIONES

El ópalo, en todas sus variedades, es inconfundible con las otras piedras naturales, aunque algunas personas con poca experiencia podrían caer en el engaño de algunas imitaciones. Las imitaciones se efectúan mediante el nácar, vidrio y resinas sintéticas.

 

 

 

 

5 comentarios

  • Ya te echábamos de menos Luz. Me encanta todo lo que escribes. Y esta gema que has elegido es de mis favoritas. Creo que es una piedra mágica y una de las joyas que nos ponemos con más ilusión.
    Enhorabuena por tu blog !

    Carla Blanco
  • Pienso igual que Alba, que piezas más bellas! ¿Podría hacer una pequeña petición? Me gustaría saber más sobre las perlas. Saludos

    Marta Dominguez
  • Belleza de piedras y joyas. Me las quedaría todas sin dudarlo! Con respecto al texto, muy interesante la parte de creencias sobre la historia del ópalo

    Carlota Moreno
  • Gran información de interés y muy bien argumentada. Me gustaría saber más sobre los ópalos sintéticos que mencionas

    Jose Manuel R
  • Me encantan! Quiero uno para mi colección. Por cierto, que fotos más bonitas. Saludos

    Alba Fernández

Dejar un comentario