Envíos gratuitos España* a partir de 50€ // Envíos internacionales gratuitos a partir de 150€

Propiedades de la Turquesa: ¿Cómo saber si es natural?

La turquesa es un mineral de la clase de los Fosfatos (al igual que el Apatito y la Brasilianita). Es muy apreciada como gema desde la antigüedad, donde el azul verdoso de la piedra turquesa siempre ha acompañado a las grandes piezas de joyería. Su nombre proviene del francés «Pierre Turquoise», qué significa piedra turca, dado que Turquía era el país donde más se comercializaba este mineral (aunque carecen de yacimientos de turquesas).

¿Quieres comprar una turquesa y no tienes idea si es natural? Descubre sus misterios más ocultos y profundiza en el Universo Luz donde podrás ver ejemplos de nuestros modelos más exclusivos.

 

ic: turquesa plata luz blog universo luz

 

Desde la antigüedad, los ejemplares más cotizados - sobre todo los que poseían un color azul intenso y preservaban una limpieza impoluta y un magnífico brillo céreo -, fueron las turquesas de la antigua Persia. Las primeras turquesas fueron usadas para adornar y obsequiar a príncipes y reyes, dado que su baja dureza permitía su fácil pulido.

COMPOSICIÓN Y ESTRUCTURA

La turquesa es un fosfato de aluminio y cobre hidratado, de fórmula química CuAl6[(OH)2PO4]44H20, pudiendo el Hierro Férrico (Fe+3) sustituir al Aluminio (Al). De hecho, cuando esta sustitución es completa, da lugar a un mineral distinto llamado Calcosiderita. En ocasiones, el hierro puede sustituir también al cobre, generando otro mineral llamado Faustita (descubierto en 1953).

La turquesa cristaliza en el sistema triclínico*, en la clase -1, pero en cristales microscópicos. Generalmente se presenta como agregado criptocristalino, en masas arriñonadas**, en capas finas y en incrustaciones.

Se trata de un mineral extraordinariamente poroso, aunque depende del yacimiento de extracción. En algunos casos se pueden producir tratamientos artificiales para mejorar su aspecto y combatir las diferencias de la porosidad.

*Un estudio sistemático de la simetría de los cristales conduce a 32 diferentes posibles combinaciones de elementos de simetría, conocidas como 32 clases cristalinas. Estas se agrupan en 7 sistemas cristalinos: cúbico, tetragonal, hexagonal, trigonal, rómbico, monoclínico y triclínico. Cada sistema cristalino presenta determinados parámetros de la celda unidad. En el caso del Triclínico, presenta un sistema donde todos los ángulos y vectores son diferentes: a≠b≠c, al igual que α≠β≠γ.

**Masas arriñonadas o reniforme: Se trata de un tipo de agregado cristalino donde se presenta un aspecto de riñón.

ic: plata luz turquesa blog universo luz

VARIEDADES DE COLOR

La turquesa es una gema idiocromática, que debe su color al cobre. El tono puede variar del azul celeste claro al azul verdoso, dependiendo mucho de su origen. El color palidece a la luz del sol y al perder humedad, por evaporación, se vuelve verdosa.

Cuando se puede apreciar en la turquesa unos tonos marrones o negros, correspondientes a la roca madre, se denominan turquesas matrix.

PlataLuz_turquesa_blog_universo luz_03

LUGAR DE EXTRACCIÓN

La turquesa se encuentra solamente bajo la forma de bastones de 20 a 25 mm de espesor, en una masa compacta llenando fisuras. La región de Nishapur (Irán) provee las más bellas piedras, pero se la encuentra también en Afganistán, en Argentina, en Tibet, en los Estados Unidos (Nuevo México, Arizona), en Rusia, en Chile, en Australia, en Brasil, en indochina, en el Suroeste africano, en China, en México, en Tanzania, en Israel (en el Sinaí, donde la cantera era ya explotada en el 4.000 a.c.), y también se ha visto en Francia en Montebras (Creuse) aunque se trata, sin duda, de la variscita (La variscita es un mineral compuesto de fosfato de aluminio di-hidratado de color generalmente verde azulado).

ic:plata luz turquesa blog universo luz anillo libere

ATRIBUTOS DE LA TURQUESA

El uso de la turquesa se remonta a tiempos remotos.  Se ha demostrado su uso como amuleto en culturas tan diversas como la egipcia, azteca, persa e incluso china. La turquesa es una sanadora muy eficaz que ofrece bienestar al cuerpo y solaz al espíritu. La turquesa fomenta la sintonía espiritual y potencia la comunicación con los mundos físico y espiritual. Puesta sobre el tercer ojo, aumenta la intuición y la meditación. Sobre el chacra de la garganta, libera antiguos votos, inhibiciones y prohibiciones, y permite que el alma vuelva a expresarse. Explora las vidas pasadas y muestra que la creación de tu propio «destino» es un proceso continuo y depende de lo que hagas a cada momento.

Además, la turquesa es una piedra de purificación. Disipa las energías negativas y limpia la bruma electromagnética, proporcionando protección contra los polucionantes del medio ambiente. Equilibra y alinea todos los chacras con los cuerpos sutiles y sintoniza el nivel físico con el espiritual.

 

ic:PlataLuz_turquesa_blog_universo luz_02

¿CÓMO SABER SI LA TURQUESA ES NATURAL?

Este apartado quizás sea uno de los más interesante para algunos lectores. Como ya hemos comentado en artículos anteriores, saber a ciencia cierta que las piedras que adquieres son verdaderas puede ser un proceso complicado y en ocasiones requiere de aparatos específicos de gemología. No obstante, en el caso de las turquesas podemos identificarlas visualmente con pequeños trucos (aunque para estar 100% seguros es mejor acudir a un experto).

No debemos confundir la alteración de un ejemplar tratado para alterar su color, con el empalidecimiento natural por el paso de luz y de tiempo. En concreto, en este último caso es aconsejable sumergir la gema en una solución de amoniaco durante un corto espacio de tiempo. De esta forma la piedra volverá a recuperar el color. Otra forma de recuperar el tono puede ser volver a pulir el cabujón de la gema. 

ic: Anillo Bolge turquesa plata luz blog universo luz

 

  • Howlita teñida: Conocida comercialmente como “Turquenita” o “Howlita”, se trata de una variedad de minerales teñidos. La Howlita es uno de los minerales base para esta tinción, aunque hay otros.
  • Turquesa prensada: En la década de los años 20 se descubrió un método de fabricación de turquesa a partir de sulfatos de cobre y aluminio e hidróxido alumínico, calentados con difosfato sódico. Estos compuestos se calientan, disuelven y se desecan posteriormente, obteniéndose una masa que se muele en grano muy fino. El grano se suspende hasta solución coloidal y se prensa hidráulicamente. Después se corta y pule dándole las formas correspondientes. Se trata, sin lugar a dudas, de las falsificaciones más populares y pueden llegar a presentar la misma fórmula y estructura que las naturales (turquesas sintéticas).
  • Confusión con otras gemas naturales: En ocasiones, la turquesa puede confundirse con algunas gemas naturales como pueden ser la crisocola (Piedra de Eilat), variscita, odontolita, faustita, papagoíta, lazulita, etc. Suelen manipularse y se imita con diversos productos como el vidrio, la porcelana, el plástico, o incluso mezclas químicas o hueso teñido.
  • Turquesas tratadas: Una turquesa tratada, como su propio nombre indica, es aquella que ha sido sometida a un proceso para mejorar sus cualidades. Es decir, se le ha dado barniz, aceite o cera para mejorar su color; pero en realidad su calidad es mucho más baja que una natural. A las turquesas tratadas también se les suele llamar turquesas reconstituidas o estabilizadas.
ic:Plata Luz_Falsificación Turquesa_blog Universo Luz

Si lo que quieres es encontrar joyas bonitas hechas con turquesas naturales, pásate por nuestra web y echa un vistazo a la colección Plata con Turquesas (pincha AQUÍ). Encontrarás una gama de piezas diseñadas de manera artesanal una a una.

 ¡𝓐𝓭é𝓷𝓽𝓻𝓪𝓽𝓮 𝓮𝓷 𝓷𝓾𝓮𝓼𝓽𝓻𝓸 𝓾𝓷𝓲𝓿𝓮𝓻𝓼𝓸! Además, no dejes de visitar nuestra web para estar al tanto de los nuevos productos y artículos de Blog que sacamos semanalmente y coméntanos lo que opinas.

2 comentarios

  • Preciosas las piezas y gran resumen de la información. Muy detallada y concisa, sin perder el sentido y la delicadeza de explicar algo que se ve que os gusta y apasiona. Saludos

    Andres Perez
  • Que interesante la turquesa y la información que describis! Creo que voy a necesitar ayuda para identificar mis piedras, cuando regrese a Torrevieja iré a visitaros sin duda. Abrazos

    Sofía

Dejar un comentario