Envíos gratuitos España* a partir de 50€ // Envíos internacionales gratuitos a partir de 150€

Consejos sobre limpieza y mantenimiento de tus joyas

ic: plata luz limpieza y mantenimiento de joyas

¿Cómo hacer para tener siempre limpias mis joyas?

Para limpiar joyas de plata en casa existen diversos métodos fáciles de usar y con productos cotidianos al alcance de todos. En Plata Luz llevamos años investigando y probando diversos métodos de limpieza y nos gustaría compartirlos contigo.

En este blog os vamos a contar los métodos de limpieza más eficaces para limpia nuestras joyas de plata, dependiendo de su acabado y si tiene o no piedras naturales.

Las joyas de plata y sus acabados

Las piezas de joyería suelen estar fabricadas en materiales nobles tales como el oro, la plata o el platino. Habitualmente, estas joyas presentan un acabado específico que determinará la limpieza concreta de nuestra pieza. Para saber más sobre tipos de acabados, no te pierdas el artículo del Blog “¿Qué es la Plata de Ley 925?”. Además, las joyas que tengan acabados en chapado o en baño (ya sea de oro, rodio u otro metal), podrían desaparecer dicho acabado con una limpieza inadecuada (sobre todo en piezas pulimentadas). Por otra parte, el conseguir un buen mantenimiento de tus joyas dependerá de diversos factores:

 
Uso de colonias o perfumes > El uso de colonias puede provocar que la plata sufra una alteración en su acabado, oscureciéndose en algunos casos o incluso sacando a la superficie algunos sedimentos color cobrizo (restos del proceso de soldadura).
El Potencial de Hidrógeno (pH) > Cada persona tenemos pH determinado. El pH puede influir en el oscurecimiento de nuestras joyas, debido a su acidez o alcalinidad.
Producto/Técnica de limpieza > Algunos productos o técnicas de limpieza pueden dañar nuestras joyas, rayando sus superficies o mateando su acabado y eliminando el brillo.
A continuación, os explicaremos cuales son nuestras recomendaciones para la limpieza de vuestras joyas, además de consejos prácticos para guardarlas y evitar que se estropeen.

 

Cada acabado requerirá de un proceso de limpieza específico. 

 

ic: plata luz formas de limpieza

RECOMENDACIONES DE LIMPIEZA Y SECADO

¿Cómo limpiar tus joyas de plata?

"Menos es más". Desde nuestra experiencia trabajando con este metal, hemos tendido a simplificar y utilizar los medios más prácticos a la hora de limpiar las joyas de plata. Bajo nuestro punto de vista, tenemos que decir que es posible mantener nuestras joyas limpias utilizando productos cotidianos del hogar:

Joyas de plata sin piedras > Para un mantenimiento regular de nuestras piezas en plata lisa mezclar en una fuente unas gotas de jabón de lavavajillas con agua templada y sumergir las joyas durante 10 15 minutos. Si queremos darle una limpieza más rigurosa, sumergir en amoniaco (nosotros solemos usar el amoniaco perfumado) sin diluir durante un minuto aproximado y después lavar con jabón y abundante agua. 

Piezas como cadenas y pulseras en plata se limpian muy fácilmente con amoniaco.

Joyas de plata con piedras > Las piedras presentan diferentes grados de porosidad, por lo que ciertos productos químicos pueden modificar el acabado de nuestra piedra. Esto suele suceder con piedras no cristalinas como la turquesa (dureza de 5 – 6 en la escala de Mohs), la malaquita (3,5 – 4) o el coral (6,5 – 7), entre otras. Para evitar esto es recomendable lavar las piezas con agua y jabón o bien con pasta de dientes. En algunos casos puede ser muy útil utilizar un cepillo de dientes antiguo para acceder a las partes más profundas o los interiores de las piezas (como puede ser un anillo por debajo).

Joyas de plata vaciada > En algunos casos podrás tener piezas de plata vaciadas a la cera. Se trata de una técnica de joyería que proporciona volúmenes más grandes con bajo peso (y por lo tanto, más económicos que su réplica maciza). Estas piezas se pueden limpiar siguiendo los procedimientos descritos anteriormente, teniendo en cuenta que durante el secado es muy importante usar el secador para evaporar las gotas de agua acumuladas en su interior. De no hacerse, es posible que se creen unas ronchas oscuras en las comisuras de los agujeros inferiores debido a la evaporación de agua en esos puntos.

Joyas de plata chapada > En cuanto a la plata chapada, es recomendable limpiar con más cuidado para no eliminar la capa del metal superficial. En estos casos el uso de amoniaco es recomendable, siempre y cuando se diluya en abundante agua. Deja reposar la pieza en un cuenco con agua y amoniaco alrededor de un minuto y después limpia suavemente bajo el grifo con un poco de jabón. 

Joyas con acabados mate/matizada o rallados > En el caso de las piezas mate, es importante saber que su acabado puede modificarse con el uso de productos químicos o bayetas de limpieza. En este caso recomendamos: Opción 1: lavarlo con agua y jabón, siguiendo los consejos anteriores (sobre todo para piezas robustas como anillos, colgantes y pulseras); Opción 2: Frotar con una goma de borrar por todo el metal. La goma elimina las partes oscurecidas de forma instantánea sin estropear su acabado. Nosotros sobretodo utilizamos la goma de borrar para limpia pendientes delicados y anillos con mezcla de acabados (por ejemplo, plata lisa y plata matizada).

Bayetas y otros productos limpia metales

Las bayetas limpia metales, al igual que productos químicos como el limpia metales 'Aladdin' son utensilios que pueden servir en caso de no disponer de los anteriormente mencionados. Nosotros los utilizamos en circunstancias donde no disponemos de limpieza con agua, frotando muy bien con una franela de algodón, teniendo mucho cuidado con las piedras naturales y los trabajos delicados. Su uso puede generar un cambio en el acabado de nuestras piezas (sobre todo si se trata de acabados no pulidos), además de dejar un sedimento del producto aunque al limpiarlo con agua se va facilmente. 

Si bien recomendamos el uso de bayetas, hemos podido comprobar que su limpieza dura menos tiempo que la limpieza con amoniaco, por ejemplo.

Secado de las joyas

Una vez limpias, es importante realizar el secado de las piezas. De no hacerlo es posible que aparezcan manchas tras la evaporación del agua. Para ello, recomendamos secarlas con un paño de algodón (gamuza seca) o un secador ligero por encima de la pieza. También es posible utilizar el alcohol como medio de secado, ya que se evapora y con él evapora los líquidos restantes. 

Guardar las joyas

La plata, al igual que otros metales, se oscurece cuando está en contacto con el aire aunque no se oxida, pues no reacciona al oxígeno, sino al azufre. Este sulfuro lo que hace es "empañar" la plata, dándole ese aspecto amarillento o negro). Esto se puede acelerar si vivimos en una zona húmeda o cerca del mar. Por ello, para conservar las joyas de plata brillantes durante más tiempo, te recomendamos guardarlas en su cajita original o bien en una bolsita para que la plata no entre en contacto con el aire ni tampoco con la humedad. Si vas a estar un periodo largo sin utilizar una pieza, es aconsejable guardarla en una bolsita de plástico hermética una vez la hayas limpiado.

Recomendaciones básicas

  1. No dudes en usar un cepillo de dientes (suave) para limpiar las zonas más complicadas.
  2. No frotes demasiado fuerte para evitar rayar o romper las joyas.
  3. Si usas productos químicos, protege siempre tus manos con guantes e intenta no inhalar los gases.

Otros métodos de limpieza

Además de los métodos que ya hemos mencionado anteriormente, es posible limpiar la plata con diversos productos cotidianos tales como el bicarbonato, el vinagre con limón, la pasta de dientes y el aluminio en agua caliente. A continuación os explicamos cómo los utilizamos nosotros teniendo en cuenta algunas recomendaciones:

  • Usar bicarbonato de sodio > Para el uso del bicarbonato es muy importante diluir las partículas de bicarbonato en agua templada para así disolverlo completamente. De no hacerse bien, podemos arañar la superficie de nuestra joya (sobre todo aquellas que tienen un acabado pulido).
  • Vinagre con limón > Para este método es recomendable diluir la mezcla de vinagre y limón en agua y dejar las piezas por unos minutos. Algunas piedras pueden alterar su composición con la acidez del limón. Si se quiere utilizar este método hacerlo con una pieza que no tenga piedras. 
  • Pasta de dientes > Puede resultar una forma eficaz de limpieza, pero hay que tener en cuenta la composición de la pasta y la cantidad de gránulos de la misma (dado que sería parecido al caso del bicarbonato). Para un uso adecuado, ponga en la punta de un dedo o bien en un cepillo antiguo suave un poco de pasta de dientes, frótela con suavidad por toda la pieza incidiendo en los rincones; posteriormente pasa a limpiarla con abundante agua. Esta forma puede ser muy eficaz cuando estás de viaje ya que es una técnica fácil y muy rápida.
  • Agua caliente y bolas de papel de aluminio > Tener siempre en cuenta que el agua no esté muy caliente (prueba a meter la mano y contar hasta 10 sin sacarla y no quemarte). 

Finalmente, ante la duda siempre puedes llevar tus joyas a limpiar a una joyería. Nosotros, con mucho gusto, os las limpiaremos.

¿Tienes una pregunta o alguna duda? Escríbenos o ponte en contacto con nosotros a través del Blog y redes sociales.

 

1 comentario

  • Gracias por los consejos. He probado a limpiar mis piezas con amoníaco y me ha funcionado muy bien!

    Estefanía Rosel

Dejar un comentario